jueves, diciembre 06, 2007

Los campos de golf en Canarias ¿un retroceso en la busca del desarrollo sostenible?

Reconozco que este deporte es muy bueno para mantener el cuerpo en forma (para las personas privilegiadas que lo puedan practicar ¡claro!, porque no es "apto" para los mileuristas, familias numerosas y el resto de la clase social más abundante del siglo XXI) y que puede llegar a generar bastantes ingresos en las Islas, pero a costa de mermar nuestros recursos naturales y nuestras reservas energéticas. Para quienes quieran saber datos estadísticos al respecto pueden leer este artículo publicado en la Opinión de Tenerife el pasado martes. Los datos que pone en la palestra Ben Magec hacer pensar...

3 comentarios:

Iván dijo...

Creo que los campos de golf son antiecológicos en cualquier territorio. Y más en las islas donde el agua para regarlos es aún más escasa.Total. Para que cuatro personas que se lo pueden permitir se dediquen a dar pelotazos con una barra de hierro...

Anónimo dijo...

Me encanta jugar al golf, empece hace varios anos, tenia un sueldazo en esta época y poca conciencia del entorno. Ahora entiendo mejor y tengo menos dinero lo que me impide jugar.
Hay que reglementar los campos de golf, especialmente en sus consumos de agua y energia. No se deberia autorizar ninguna licencia mas, excepto si el campo produce su propia agua por ejemplo utilisando la desalinisacion o recuperacion por supuesto con su propia energia, que sea solar o otra.

El mendigo dijo...

Cuando pase la moda, acabarán usando el "green" para plantar berzas y nabos.

Y yo encantado, nunca la tierra tuvo uso más honorable.