jueves, diciembre 13, 2007

Municipios libres de transgénicos
Ya he comentado en otras ocasiones que soy una de las personas en Canarias que tienen el privilegio de vivir en un municipio "casi perfecto" (ya sabemos que la perfección no existe), que, por consiguiente, tiene a su cargo la protección de todos sus variados recursos naturales, de su diversidad cultural, de su costa -ésta por cierto bastante amenazada-; en fin... El Rosario tiene eso.
El inicio de una de estas actuaciones protectoras ha sido la propuesta, aprobada por unanimidad por el pleno, que ha sido defendida por una concejala de un partido local formado por un grupo de vecinos con ganas de implicarse no solo en mantener "protegido" el municipio, sino también en conseguir un desarrollo sostenible y un equilibrio en cuanto a prestaciones sociales y educativas. Inmaculada del Cid Prieto, Concejala por IR-Verdes, ha presentado el pasado 4 de diciembre en el pleno del ayuntamiento una propuesta consistente en declarar al municipio de El Rosario, "Municipio Libre de Transgénicos". Entre otras actuaciones destaco la propuesta de iniciativa para que se declare a Canarias, "Región Libre de Transgénicos". Otra de las acciones a destacar del texto aprobado es la de iniciar actuaciones tendentes a que Canarias se integre en el foro comunitario de Regiones Libres de Organismos Modificados Genéticamente (OGM), cuyo objetivo principal es defender ante las instituciones comunitarias la necesidad de que las regulaciones sobre cultivos modificados genéticamente tengan en cuenta las estrategias productivas y medioambientales de las diversas regiones europeas.

3 comentarios:

Piumpium dijo...

Estupenda iniciativa. esperamos que el resto de los municipios de canarias haga lo mismo.

felicidades a la consejala

El mendigo dijo...

Bueno, dar portazo a los transgénicos, de entrada y en absoluto, me parece un error.

Es un tema que no domino, pero creo que está demasiado simplificado. Unos dicen que es la panacea universal, otros lo demonizan.

Hay cosas en las que estoy totalmente en contra, pero quizá no por tus mismos motivos. Los míos son más de índole económica y social. Crean dependencia ya que los OGM poseen el gen Terminator que los hace estériles. Un negocio redondo, vamos.

Pero para la salud, no tiene porqué ser peligroso comer un tomate con un trozo de ADN modificado. Depende lo que modifiques. Lo que pasa es que se están sacando al mercado sin estudiar caso por caso los riesgos que puede tener, sin un estudio serio.

Es lo mismo que la energía nuclear: puede ser una buena solución, pero haciendo las cosas bien.

marialob dijo...

Hola Mendi, yo también opino que faltan estudios serios al respecto y creo que muchas de las veces no se valoran los que ya existen y que no tienen que despreciarse. Por suerte o por desgracia ¡el tiempo lo dirá!.

Saludos