sábado, octubre 06, 2007


No todos los inmigrantes subsaharianos llegan a Canarias

Pienso que dejando al margen las tragedias por las que pasan todos antes de llegar, los que llegan a Canarias son los "privilegiados", y digo esto porque he leído en Afrol News la historia de los inmigrantes procedentes en su mayoría de Somalia y Etiopia que llegan en masa a la costa meridional de Yemen cruzando las aguas bravas del Golfo de Aden en condiciones asombrosas buscando tener una vida mejor en tierras árabes. Desde que ha empezado el año unas 14.000 personas han intentado cruzar el Golfo. Más de 350 murieron en el intento y 272 siguen desaparecidas. Según recoge la noticia el viaje dura entre tres y cuatro días, entre Bossaso, en Somalia, y una franja de costa de unos 400 kilómetros entre Bir Ali y Ahwar, en Yemen. Los clandestinos suelen atravesar en pequeños barcos de pescadores con capacidad para 30 personas pero que llenan con 90 o 100. Para evitar que los barcos vuelquen obligan a los pasajeros a quedarse sentados sin moverse, ni siquiera para orinar, durante al menos tres días; algunas veces atan a los pasajeros. Los emigrantes no pueden llevar nada consigo durante la travesía, a veces ni siquiera comida y muy poca agua. Algunos no resisten estas durísimas condiciones y se mueren en el camino; los cuerpos simplemente se tiran al agua.

Como las fuerzas de seguridad yemeníes persiguen a los traficantes en toda la costa, muchas veces los pasajeros deben saltar al agua a una buena distancia de la playa y en plena noche. Unos inmigrantes saben nadar, otros no. Y aunque supieran, a veces, cuando es noche cerrada, ni saben en qué dirección nadar.

La buena noticia es que Médicos Sin Fronteras está iniciando un nuevo proyecto para asistir a estas personas.Las infraestructuras locales yemeníes se ven claramente desbordadas por la llegada masiva de barcos de inmigrantes. Después de un viaje tan largo y peligroso, los inmigrantes no reciben casi ninguna asistencia cuando finalmente consiguen llegar a la costa yemení. De momento, la intervención de MSF permite por lo menos cubrir sus necesidades más urgentes.

2 comentarios:

El mendigo dijo...

Había oído que las monarquías petroleras son un destino brutal de inmigración procedente de países islámicos.

No sabía que bajo condiciones tan duras (aunque era de suponer).

Es terrible.

Antes, al menos, teníamos que ir a perseguir y capturar esclavos. Ahora vienen ellos solos e, incluso, pagan por venir.

Echarle la culpa a las "mafias" me parece tremendamente injusto. Ellos son sólo el enlace entre la sociedad negrera y sus nuevos esclavos.

Como echarle la culpa de la drogadicción al camello. Los traficantes, de hombres, de armas o de drogas, ofrecen aquel producto que se demanda.

marialob dijo...

Totalmente de acuerdo
Es terrible.