martes, septiembre 11, 2007

Ayudamos entre todos a que nuestros hijos se emancipen

En febrero de este año, la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias anunciaba que el Instituto Canario de la Vivienda había concedido 637 subvenciones genéricas por un importe total de 3,70 millones de euros, destinadas a facilitar el acceso de los jóvenes a la vivienda. Esta medida se aplicaba como complemento a la Hipoteca Joven Canaria incluida en el nuevo Plan de Vivienda 2005-2008.

El nuevo Plan de Vivienda de Canarias incluye entre sus líneas de actuación el "programa de viviendas para jóvenes", cuya finalidad es potenciar el acceso de aquellos con edades comprendidas entre los 18 y 35 años, estableciendo ayudas estatales directas a la entrada, ayudas autonómicas a la adquisición, promoción para uso propio o autoconstrucción de viviendas usadas y protegidas y la Bolsa de Vivienda joven, creada con el objetivo de movilizar el parque de viviendas desocupadas y facilitar a las nuevas generaciones que quieren emanciparse el acceso a una vivienda en alquiler o en venta.

Concretamente el programa de la Bolsa de Vivienda Joven trata de facilitar el acceso de los jóvenes a una vivienda en alquiler o en propiedad ofreciendo una serie de ventajas jurídicas, técnicas y económicas, tanto a propietarios como a inquilinos sin ningún coste de gestión para los usuarios. En relación con la compraventa de viviendas la bolsa ofrece la posibilidad de financiar la adquisición de una vivienda nueva, de segunda mano o de autoconstrucción en unas condiciones especiales mediante la Hipoteca Joven Canaria.

La actividad subvencionada consiste en la adquisición, desde el 1 de enero de 2006 al 31 de octubre de 2006, de una vivienda financiada con la Hipoteca Joven Canaria y el acceso a la subvención estará supeditado, en primer lugar, a que el beneficiario de la subvención tenga la condición de joven es decir, que tenga una edad comprendida entre 18 y 35 años. También es necesario que sus ingresos familiares ponderados no excedan de 4,5 veces el IPREM, y que adquieran desde el 1 de enero de 2006 al 31 de octubre de 2006, una vivienda financiada con la Hipoteca Joven Canaria, cuyo precio de adquisición no exceda de 151.137,09 euros.

Por último, se requiere no tener ni haber tenido vivienda en propiedad y que quien solicite la ayuda haya residido en la Comunidad Autónoma de Canarias durante, al menos, los cinco años inmediatamente anteriores a la solicitud de la subvención.

4 comentarios:

josemanuel dijo...

La iniciativa es necesaria, pero resulta curioso como ningún gobierno toma medidas para evitar el encarecimiento escandaloso de los precios de los pisos, y sin embargo, una vez hecho el daño, luego todos se aprestan a cubrir las deficiencias económicas de la población para acceder a un piso. Con lo que el enriquecimiento de unos pocos lo seguimos perpetuando entre todos. Muy curioso.

marialob dijo...

Hola José Manuel, tienes toda la zaón. Cuando hice este artículo sin querer borre una frase que había escrito diciendo que a mi hijo y tres amigos más que comparten piso les ha venido de perilla recibir esta ayuda, aunque tarde (casi un año después de solicitarla, y seis meses después de concedersela por lo que se puede ver la ineficiencia de esta gestión). Desde luego han cumplido objetivos, pero podrían plantearse otros más estructurales y no tan coyunturales como son las ayudas.
Saludos

isidro dijo...

Hola.

Yo creo que esto esta al caer. La iniciativa de la que hablas es un pasito.

Aquí en Andalucia (aunque está por confirmar que no es promesa pre-electoral) se dará otro.

Y siendo un poco optimistas. Estas cosas van pinchando la burbuja. Por más que Solbes y otros cuatro sostiene-banqueros se empeñen, acabará siendo posible conseguir vivienda.

y si no a quejarse

marialob dijo...

Hola Isidro, gracias por tu comentario. espero que lo que auguras se haga proto realidad.
Saludos