viernes, agosto 17, 2007

Con premeditación, alevosía y ventaja


Significa la realización de un acto de forma planificada, conociendo las posibles consecuencias del mismo y abusando de una posición de ventaja y acabo de sufrirla en mi vida profesional de forma totalmente injusta, causándome un perjuicio importante no solo en mi ámbito profesional sino en el personal. No voy a quedarme quieta.


"la correlativa libertad de cese [que está implícita en la de libre nombramiento] es una libre facultad que, en el plano de la constitucionalidad, también queda limitada por el respeto a los derechos fundamentales" (SSTC 17/1996 ,de 7 de febrero y 202/1997, de 25 de noviembre).



No han actuado con discrecionalidad sino con arbitrariedad


La discrecionalidad es el ejercicio de potestades previstas en la ley, pero con cierta libertad de acción, escogiendo la opción que más convenga a la administración. En este caso, la administración toma su decisión en atención a la complejidad y variación de los casos sometidos a su conocimiento, aplicando el criterio que crea más justo a la situación concreta, observando claro está los criterios generales establecidos en la ley. Por el contrario, la arbitrariedad se caracteriza por patentizar el capricho de quien ostenta el poder, en determinados casos. La arbitrariedad no constituye una potestad reconocida por el derecho, sino mas bien, una definición que se halla fuera del derecho o, como se señala, una manifestación de poder social ajena al derecho. La actividad discrecional no ha de ser caprichosa, ni arbitraria, ni ser utilizada para producir una desviación de poder sino, antes al contrario, ha de fundarse en una situación fáctica probada, valorada a través de previos informes que la norma jurídica de aplicación determine e interpretados y valorados dentro de la racionalidad del fin que aquélla persigue.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTOY CONTIGO, ÁNIMOS

josemanuel dijo...

Si el derecho te ampara, ¡caña al mono que es de trapo!