jueves, agosto 02, 2007

Tristes dias para Canarias



Es la tarde gris y triste.

Viste el mar de terciopelo

y el cielo profundo viste

de duelo.


Del abismo se levanta

la queja amarga y sonora.

La onda, cuando el viento canta,

llora.


Los violines de la bruma

aludan al sol que muere.

Salmodia la blanca espuma:

¡Miserere!


La armonía el cielo inunda,

y la brisa va a llevar

la canción triste y profunda

del mar.


Del clarín del horizonte

brota sinfonía rara,

como si la voz del monte

vibrara.


Cual si fuese lo invisible...

Cual si fuese el rudo son

que diese al viento un terrible

león.



(Tarde del tropico. Rubén Dario)

3 comentarios:

josemanuel dijo...

Soy yo el afortunado porque he podido conocer un trocito de tus islas y soy yo tambien el agraviado por el mismo motivo. Al final, impotencia.
Un abrazo.

El mendigo dijo...

Me acordé de ti cuando veía, en el pueblo, las noticias. Lo siento.

:(

Ahora hablan de dar compensaciones, pero nadie tiene ni idea de cómo evitar que vuelva a ocurrir.

Si aquí en Galicia un incendio es muy jodido de controlar, ahí abajo debe ser un infierno.

marialob dijo...

Gracias amigos.