martes, octubre 10, 2006


Sobre "House", las enfermedades y sus guionistas

He rescatado este artículo publicado en El País sobre House a raíz de ver en "Cuatro" el domingo un reportaje sobre la serie. En dicho reportaje me llamó la atención que cada guionista de la misma realiza dos guiones por año, teniendo por tanto seis meses para “investigar” las enfermedades y los casos raros que se dan en nuestra sociedad “civilizada” ¡claro!, para incluirlos en el mismo. Junto a estos casos, el guionista se esmera en ofrecer al público los sentimientos y circunstancias que circulan entre los médicos y sus pacientes y entre las relaciones laborales de sus protagonistas. Lo que me sorprende es que siendo tantos guionistas, la imagen del Doctor House se mantiene inalterada.

1 comentario:

Berberecho-04 dijo...

Vi el especial que Cuatro emitió este fin de semana. Reconozco que House me tiene enganchado, si bien la serie es bastante regular y sólo se salva por el papel del Doctor House, que interpreta Hugh Laurie. A Laurie ya lo conocía de cuando interpretaba al Príncipe regente de Inglaterra en la serie La Víbora Negra, en la que compartía reparto con Rowan Atkinson, ahora conocido por su papel en Mr. Bean.
La serie House es siempre igual, no sorprende, toda la trama de la serie presenta siempre el mismo desarrollo: enfermedad rara,diagnóstico diferencial, todos dicen negro y House blanco y al final.........siempre gana House. Es House con su cinismo ilimitado, su contundencia en el trato con los médicos de su equipo, con su descarnada forma de comunicar a los pacientes sus enfermedades, el que ha conseguido que la siga viendo. Pero desde luego y teniendo en cuenta que es una serie de intriga y no de humor, no llega pero ni de lejos, a la imprevisibilidad, ironía y cinismo de series como Matrimonio con Hijos o la propia Víbora Negra.
Con relación a los guiones, es evidente donde está el secreto del éxito. En 6 meses el guionista tiene tiempo más que de sobra para hacer un buen trabajo, un buen guión que sea capaz de atraer y mantener la atención del espectador. La prueba palpable de lo contrario, de guiones mediocres y faltos de gancho la tenemos en los nuevos capítulos de la serie Camera Café, serie de origen francés, adquirida por Tele5 y que, una vez emitidos los capítulos adquiridos en Francia, se han atrevido, con resultado lamentable, a hacer los guiones en España.