jueves, enero 04, 2007

Consejos útiles para las personas alérgicas

Estos días tenemos problemas de alergias en mi familia. Cansada de que la medicina tradicional no haga los efectos deseados y con objeto de no mermar las defensas ya un poco cascadas, he investigado un poco por Internet y he encontrado este decálogo de la persona alérgica, elaborado por el Dr. Bartolomé Beltrán:



  • No abrigarse excesivamente.

  • La ducha o el baño debe ser frecuente, con una buena hidratación de la piel.

  • Los muebles de la casa serán los indispensables y lo más sencillos posible para que no acumulen polvo, las cortinas, las bibliotecas y los muñecos de los pequeños pueden acumular polvo que es perjudicial para los alérgicos.

  • La ventilación de la casa es fundamental para evitar el viciamiento del aire.

  • En la limpieza de las habitaciones, utilizar un paño húmedo o la aspiradora.

  • Practicar deportes, excepto los alérgicos al polen en primavera.

  • Se recomienda la natación a los enfermos asmáticos.

  • No es aconsejable que los alérgicos convivan con animales domésticos.

  • Huir de los lugares excesivamente llenos de gente, caso de discotecas, pubes o similares.

  • Mantener el contacto con la naturaleza y desarrollar actividades al aire libre, salvo en caso de alergia al polen.

Para quienes quieran saber más, he encontrado este artículo escrito por Claudia Stern bastante completo sobre el tema.


De este artículo destaco, para meditar sobre el tema, lo siguiente:


Es conveniente investigar si las alergias pueden indicar un nivel profundo de temor, tal vez algún miedo a tener que participar más plenamente en la vida, o a despojarse de determinadas ayudas para ser más independiente, dado que padecer de alguna alergia supone también una forma de obtener más compasión, apoyo y atención de los demás.
· ¿A qué soy realmente alérgico?
· ¿Ante qué reacciono de un modo excesivo?
· ¿Qué es lo que verdaderamente origina la irritación y la gran respuesta emotiva de mi organismo?
· ¿Me sirvo de una alergia para conseguir cariño?
· ¿ Qué es lo que trato de evitar afrontar?
· ¿Qué es lo que tanto temo que entre en mi interior, hasta el punto de reaccionar con tanta virulencia en su contra?
· ¿Existe algo que me inspire suficiente recelo como para proyectarlo lejos de mi?
Las respuestas a estas preguntas corresponden a nuestro plano emocional, y la liberación de emociones reprimidas aliviará nuestro estado físico.


Yo voy a probar con los aceites esenciales, ya les contaré...

2 comentarios:

Marcel·lí dijo...

La alergia, a veces, va y viene. Buenos consejos, sí.

Yo muchas veces me inclino a pensar, aun así, que es más psicológica que otra cosa. Somos urbanitas y como tales, tenemos "alergias" a lo natural, en muchas ocasiones.

marialob dijo...

Hola marcel-li, gracias por tu comentario.Comparto contigo tu opinión de que somos urbanitas y que esa condición nos origina alergias a lo natural, pero me siento impotente cuando lo pagan los niños.
Saludos