miércoles, julio 18, 2007

El poder de la solidaridad

En los países asiáticos siguen permitiéndose los matrimonios infantiles amén de otras vulneraciones de los derechos humanos y de la infancia, pero ya existen movimientos populares que se manifiestan en contra de dichas prácticas, y cada vez son más, esperemos que consigan avances importantes al respecto. Este es uno de ellos (visto en Mujeres de Red):


"Un grupo de 50 niñas ha marchado por las calles de un pueblo del suroeste de Bangladesh en protesta contra el matrimonio forzoso de una de sus amigas, Habiba Sultana, de 13 años, obligada por su padre a casarse con un joven de 23, ha informado una fuente oficial.
Las niñas, estudiantes de octavo curso en una escuela femenina, dieron aviso a la Policía tras sorprender al pueblo de Satkhira con su marcha de protesta, ha revelado el periódico bangladeshí The Daily Star.
Necesitado de dinero, Sidique Sana, padre de la niña, había decidido casarla con un vecino 10 años mayor que ella y la adolescente no se atrevió a protestar. Pero cuando Sultana habló de su boda con algunas de sus amigas de confianza, una de ellas pidió a su propio padre que diera parte a la Policía. Él no hizo caso.
Sin otra alternativa, las amigas prepararon una petición y se la llevaron al jefe de la comisaría cercana, Mirza Abdulah Baki, quien inmediatamente convocó a Sana y le ordenó impedir la boda de su hija. El padre de Habiba tuvo que firmar un pacto con la promesa de que no casaría a su hija hasta que sea mayor de edad.
Aunque el matrimonio infantil ha sido abolido por la mayoría de los gobiernos, continúa este tipo de enlaces en los países de sur de Asia, especialmente en las zonas rurales."

2 comentarios:

Piumpium dijo...

Unos ninos pueden cambiar los hábitos de un pueblo, cuando los mayores ni se inmutan. Esperamos que nuestros hijos harán lo mismo con el cambio climático.

Quo dijo...

Sí las nuevas generaciones son una bella esperanza siempre.
Saludos